Como es habitual en estas fechas, el invierno llega a la Tinença y la nieve cubre estos hermosos paisajes. Algunos senderos apenas se reconocen después de una gran nevada y los caminos parecen aun más inmaculados, como si nunca antes nadie hubiera pasado por allí.

La nieve no suele quedarse durante muchos días, por lo que si os gusta disfrutar de esta fugaz belleza, hay que aprovechar a realizar una visita.

Anuncios

Te invitamos a dejar un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s